Los equipos de tratamiento del césped son la inversión más importante de un campo de golf. Por eso, cuando se trata de sustituir las máquinas antiguas y seleccionar las nuevas, es importante que el director general, el greenkeeper principal y el director del golf/profesional del PGA participen en la conversación.

En un momento en que los presupuestos limitados obligan a los campos de golf a buscar la manera de hacer más con menos, puede parecer interesante ir aplazando las compras hasta que sean absolutamente necesarias. Pero ese enfoque tiene un inconveniente.

El impacto de la infrainversión
El coste de una flota de maquinaria aumenta con la edad de dicha maquinaria. Los equipos más antiguos suelen necesitar más mantenimiento y reparaciones. Hay que cambiar piezas al llegar estas al final de su vida útil. Y cada vez que un equipo necesita mantenimiento, eso conlleva un tiempo de parada costoso. Por eso es importante establecer un presupuesto y planificar la renovación de los equipos — en lugar de efectuar compras individuales como reacción involuntaria cuando las máquinas dejan de funcionar.

¿Por qué planificar por adelantado?
Las ventajas de contar con un plan estratégico de inversión en equipos son muchas. Por ejemplo, cada vez que usted cambia una máquina por un modelo más nuevo, su campo se beneficia de una tecnología actualizada. Esto podría significar cualquier cosa desde un mayor rendimiento de corte hasta una mayor eficacia de consumo o un incremento de la productividad. Y lo que usted gana en estas áreas puede ayudarle a estirar algo más su presupuesto operativo.

“Como socio distribuidor, asumimos un papel activo para ayudar a nuestros clientes a planificar su gasto de capital, evaluar sus necesidades de equipos y al mismo tiempo respetar su presupuesto” dice Roon Hylkema, director gerente de Royal Reesink N.V. “En muchos casos, ofrecemos recomendaciones meses o incluso años antes de que necesiten hacer las compras, para que estén preparados para realizar actualizaciones proactivas de sus flotas de maquinaria cuando llegue el momento.”

Según Hylkema, tener implantado un plan de equipos proactivo aporta unas ventajas claras. “Les permite hacer dos cosas: ahorrar dinero en los cada vez mayores costes de mantenimiento de los equipos envejecidos, y aprovechar las nuevas tecnologías que llevan los equipos nuevos y que pueden contribuir a una cuenta de resultados más saneada”, comenta.

Recomendaciones generales
Como mínimo, cada campo de golf debe tener un plan de inversiones de capital que cubra los próximos cinco años. El plan debe incluir cada equipo individual del campo, junto con las fechas de reposición previstas de cada elemento y el coste estimado de los equipos nuevos que se compren previsiblemente cada año. Este plan debe evaluarse y actualizarse cada año.

Durante el proceso de planificación de la gestión de la flota, es útil contar con la participación de un buen mecánico para asegurar que usted comprenda el coste real del mantenimiento de las máquinas de su flota.

Toma de decisiones de compra
El presupuesto y el programa son elementos clave del plan, pero ¿cómo se decide qué comprar a la hora de sustituir las máquinas? Éstas son algunas de las cosas que debe tener en cuenta mientras investiga sus opciones:

• El coste total de la propiedad. Estas decisiones implican más que el coste inicial de adquisición de la máquina. De hecho, dos máquinas cuyo coste inicial sea aproximadamente el mismo pueden tener un coste total muy diferente durante su vida útil. Los factores a tener en cuenta y comparar pueden ser:
—El inventario de piezas que hay que mantener
—Los incentivos fiscales que pueden estar disponibles para determinadas compras, como por ejemplo tecnología híbrida o eléctrica
— Versatilidad: ¿puede utilizarse la máquina para hacer más de una tarea o en diferentes temporadas del año agregando accesorios e implementos?
— Costes de operación: incluye diferencias en aspectos como la eficacia de consumo o las piezas que no necesitan ser sustituidas con tanta frecuencia
—Costes de mantenimiento: incluye piezas, mano de obra y tiempo de parada
— Facilidad de uso y requisitos de formación de los operadores/mecánicos
— Disponibilidad de piezas, asistencia técnica y soporte

• Requisitos de mantenimiento. Las máquinas más recientes son tecnológicamente más avanzadas que nunca, y es necesario contar con mecánicos que tengan los conocimientos necesarios en reparaciones eléctricas y mecánicas para mantenerlas correctamente. Si usted invierte en tecnología nueva, también tendrá que invertir en su equipo humano o concertar un contrato de asistencia técnica (ver más adelante).

• Contratos de asistencia técnica. Muchos distribuidores ofrecen actualmente planes de asistencia técnica para liberar al campo de golf de esa carga. Si su taller de mantenimiento no cuenta con una plantilla apropiada, esta puede ser una opción viable.

• Alquiler o leasing. Esta cuestión se está convirtiendo en una opción cada vez más popular para muchos clubes, porque el coste de la financiación nunca ha sido tan bajo. Una de las mayores ventajas del leasing de una flota de equipos es que usted puede fijar sus costes mensuales en un periodo de tiempo prolongado. Esto permite al club gestionar mejor sus presupuestos y tener en cuenta cualquier estacionalidad en los ingresos.

La inclusión de un contrato de asistencia técnica es también una opción atractiva para muchos clubes. Aunque pagará más por su flota en comparación con la compra directa, la flexibilidad en la gestión del cash flow, así como la posibilidad de introducir o retirar máquinas de un programa de leasing es considerado por muchos una ventaja rentable.

• Estandarización. Crear su flota con máquinas de un mismo fabricante o una misma marca puede tener ventajas como:
– Menor inventario de piezas debido a las piezas comunes
—Aumento de la eficacia del mantenimiento y la seguridad de los operadores por estar familiarizado el personal con máquinas similares
—Menor tiempo y coste de formación
—Fiabilidad: usted sabrá qué esperar gracias a su experiencia anterior de las prestaciones de los equipos, y de la asistencia técnica y el soporte que ofrecen los distribuidores

El director general, el greenkeeper principal y el director de golf/profesional del PGA del campo pueden aportar diferentes perspectivas valiosas, y deben formar parte de la planificación a largo plazo, sobre todo para los equipos, la mayor inversión del campo.

En definitiva, un plan exitoso de gestión de flotas depende de tener una perspectiva amplia. Cuanto más sepa de los aspectos que constituyen el coste y el valor de estas máquinas durante toda su vida, mejor podrá sopesar las decisiones sobre el futuro.